lunes, 16 de enero de 2017

Madurez

El Roto, 2 de enero de 2017





Celebrar el mismo año nuevo cada uno de enero
es una rutina,
como la de romper envoltorios
y soplar las mismas velas
a pesar de que se empeñen en sumar,
y sumar,
y sumar...

Besos que recuerdan otras bocas,
días que repiten nubes y luces
delatando a un Universo hermoso,
pero finito.

Versiones originales eternamente repetidas
que logran engañar los sentimientos
como si no hubiera existido un ayer.

Porque ser puros, vírgenes, inmaculados,
porque asombrarnos ante la vieja vida
es señal de primorosa,
lejana e irrecuperable juventud.



Instalarse en la madurez significa
no estrenar ningún amanecer,
ni inaugurar veranos;
no sorprenderse por la hoja que emprende el otoño,
ni por la nieve sobre el mar.

Instalarse en la madurez significa
no volver a hacer nada por primera vez,
ni siquiera volver a morir,
aunque ya no resucites más.



© Anabel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada